Así, con la soltura de quien lleva cien vidas vividas, me hizo el amor; mas me besó con la ineptitud del recién nacido que sólo sabe que ha venido al mundo para llorar.

13 diciembre 2011

620

Son muchos ya los días que me despertado sabiendo que, aunque algo lejos, tengo a alguien que también me necesita a mi como yo a él. Y también, que me quiere, me corresponde, me cuida, me da todos los caprichos que yo deseara con sólo pedírselo con la mirada, me da todo de él, me ha vuelto loca, me elogia, me sorprende, me ilusiona, me trata con fragilidad, me tiene como la mejor y para él soy la primera en todo y sin dudarlo. Eso es algo que ningún oro del mundo podrá pagar nunca.

27 noviembre 2011

Me conoces mucho más que esto

Mi frase favorita parece que es decirte,... sabes qué...
supongo que ya sabras eso. Bueno, pues ¿sabes qué? que nos tenemos que dar cuenta ahora de lo que tenemos, ahora es el momento de hacerlo porque puede que un dia las cosas sean feas en vez de bonitas y solo estemos arrepentidos de decirnos cosas feuchas. Estoy tan acostumbrada a conectarme solo con el objetivo de hablar contigo, y tan acostumbrada a salir y tener a alguien que me abraze y que me bese. Es costumbre llegar con los labios rojos a casa, solo porque me has estado horas besando. Es costumbre que cuando quiera un capricho ponga carita de niña buena y que me hagas caso. Es costumbre la seguridad de que alguien está conmigo, estoy acostumbrada a que te enfades conmigo, a soñar contigo. Sabes que estoy acostumbrada a que vengas detrás mia cuando quiero irme, acostumbrada a verlo todo bien cuando algo sale mal, a dartelo todo en vez de quedarmelo yo. A hacer el amor contigo, a temblar cuando te veo, a compartir alegrías, a compartir la vida en general, incluso a crecer contigo. Con nadie más voy a hacer tantas cosas.

Me acordaré de ti.

Siempre habrá una fecha, una película, una canción, una razón, una frase, un gesto, un punto, una sonrisa, un aroma, una prenda, un regalo... siempre habrá algo que me recuerde a ti.

13 noviembre 2011

- Te quiero.
+ (....)
- Ahora sería un buen momento para decir algo.
+ Te dije que no te enamoraras de mí.

25 octubre 2011

21 octubre 2011

Explicadme por favor,

¿Por qué cuando lo tienes todo, sientes que te faltan cosas?
La gente me llama idiota por estar triste. Dicen que tienen envidia a mi vida, porque tengo a alguien que me quiere sin fín, un hogar completo, y unos amigos que se cuentan con los dedos de las manos. Estoy bien de salud, no me pasa nada, y económicamente da igual el dinero que tengas, eres afortunado si tienes suficiente como para llevarte algo a la boca. No sé, ¿en qué consta la felicidad? porque yo aun teniendo todo eso... Hoy, justo ahora en este momento, me siento vacía, como si me faltara algo y me da rabia no saber el qué...

02 septiembre 2011

EME

Date cuenta de la vida, cada día aprendes algo nuevo.
Hoy he aprendido que lo que nunca tiene que acabar no acabará por más obstáculos que haya. ¿Sabes lo que me sorprendió hoy? una nueva lección. Lección veinte millones cuatrocientas mil; te puedo notar. Y ésta complementa a las otras, a la veinte millones trescientas noventa y nueve; tu olor es la gloria. O la veinte millones trescientas noventa y ocho; echarte de menos cada día me hace más daño. O la veinte millones trescientos noventa y siete; aún sigo poniendome nerviosa cuando voy a verte. Ya hace mucho que escribo pero sabes, esta va a ser la última vez, la última lección, porque lo demás lo escribiremos juntos. La  última es diferente a las demás, es una pregunta, es la veinte millones cuatrocientas uno; ¿Cómo sé lo increíble que es esto? Porque cuando estoy contigo veo una casa, unos niños, un futuro, viajes, felicidad, miles de crisis, pero siempre veo nuestras manos juntas. Y eso me pasa siempre que estoy contigo.

12 agosto 2011

A veces piensas cosas que no quieres pensar, te enteras de cosas que no deberías saber, te equivocas una y otra vez, sufres y haces sufrir sin querer, te arrepientes de cosas que no deberías haber hecho, dices cosas que tendrían que seguir en tu interior, escuchas lo que no debes, ves cosas que no son, lloras de rabia, te comportas mal, actuas con maldad, haces lo que nunca te imaginabas que harías... A pesar de todo un día mi abuela me dijo, Hija mía en esta vida TODO MERECE LA PENA, comete errores porque solo vas a vivir una vez y de todo se aprende y se disfruta.

27 julio 2011

Nunca olvides que te quiero

Miro unas seis millones de veces la pantalla buscando tu nombre y no hallo nada. He llegado a un momento en el que he dejado de engullir todo a mi paso, comer y comer me hacía o creía que me hacía sentir bien. Vuelvo a coger el móvil con mis finos dedos teñidos de rojo fuego vestidos de un anillo de una piedra que siempre ha tenido un toque mágico. Mis ojos caídos vuelven a leer los mensajes que algún día me han hecho enloquecer y siento que una lágrima quiere salir, pero ella ya no es más fuerte que yo. Mi corazón late con fuerza, está herido, él sabe que te necesito pero no estás... Ya casi he perdido la noción de la última vez que me besaste, me cogiste de la cintura y recuerdo que disfrutabas con sus contoneos y tu dulce voz me decía te quiero de la forma más sincera que he oído jamás... Con apenas dos gestos pongo una colilla entre mis labios cubiertos del gloss que te volvía loco, y con un mechero dorado adornado de una figura muy especial lo enciendo. Ya ni siquiera el tabaco me hace efecto, no me sabe a nada, sólo siento su humo recorriendo cada milésima de mi cuerpo. Supongo que es una manera de matarme mucho menos dolorosa y perjudicial que oírte decir que ya no me quieres, que te has olvidado de mí, de mis caricias, de lo nuestro. Por trigésima vez miro la pantalla buscando una nueva ilusión y por fin veo la luz a mi angustia, me has escrito, espero que hayas decidido llevarme a algún sitio especial, aunque si es contigo cualquier sitio es especial. Nunca olvides que te quiero.

24 julio 2011

El inimaginable destino

No pienses en por qué ni para qué estás conmigo, sólo aprende a vivir con la respuesta que te da mi respiración. Yo, si alguna vez me pregunto algo así pienso en que te quiero, y que ninguna pregunta más importa porque con esas dos palabras ya lo he dicho todo. Las casualidades no existen, las cosas no pasan porque sí, siempre hay una razón y siempre me limito a contestar que el destino es el culpable de todo eso, que todo lo tiene pensado y planeado, lo tiene como escrito en un cuadernito, con el nombre de todas y cada una de las millones de personas de este mundo. Cada uno ocupa unas páginas con su vida, con todos los errores, todas las decisiones y todas las experiencias y momentos especiales de su existencia... Supongo que pensamientos como este no importan, pero los momentos en los que no tienes en nada que pensar viene bien plantearte cosas así.

20 julio 2011

El verdadero

Los extremos se tocan muchas veces. Las cosas exageradas hasta el colmo producen efectos contrarios, y, llevadas al extremo límite de su discrepancia, acaban por parecerse. Así, la nieve, si se aprieta mucho tiempo con la mano, quema con su contrario el fuego; la alegría excesiva mata, lo mismo que la pena desmesurada, y la risa muy continuada y violenta hace saltar las lágrimas. Todo esto sucede muy amenudo. Pues del mismo modo hallamos que, cuando dos amantes se corresponden y se quieren con verdadero amor, se enfadan con frecuencia sin venir a qué; se llevan la contraria, aposta, en cuanto dicen; atacan mutuamente por la cosa más pequeña, y cada cual está al acecho de lo que va a decir el otro para darle un sentido que no tiene; todo lo cual es prueba que evidencia lo pendientes que están el uno del otro.

13 julio 2011

Desde ese día estamos más unidos que nunca

Él lo sabía, estuvo intentando decirmelo pero no le creí. Me dijo que yo le había enseñado a amar. ¡ Para mí fue muy fácil amarlo!

08 julio 2011

XXIX

Siempre tan atento, siempre tan así como eres... 'en cuanto llegues a casa mándame un mensaje'. Y el reloj marcaba algo más de las cuatro de la madrugada. Nunca lo olvidaré.

15 junio 2011

Escribes o llamas o apareces en mi puerta... Y haces que sienta que alguien me necesita. Gracias por eso.

11 junio 2011

En resumen, la realidad

Te digo cosas bonitas o te insulto, me hinchas el corazón o me hinchas el clítoris, te sonrío o lloro, deseo salir o marginarme en mi casa, me apetece pegarte o darte un abrazo, te quiero o te odio, puedo ser mala o buena, me puedes querer o matar, me puedes comprender o no, querrás tener que ver conmigo o no depende de la situación, que estoy loca o muy cuerda, que amo la fiesta o un buen libro al calor del fuego en invierno viendo a fuera llover. ¿Eres bipolar o qué?, esbozo una gran carcajada y me limito a decir ¿Y tu cara es así de nacimiento? Piensas y piensas y llegas a la misma conclusión de siempre, '¿qué coño pinto yo aquí? Vivimos en una sociedad de mierda en la que tienes que ser del barça o del madrid, del PP o del PSOE, vegetariano o un caníbal, heterosexual u homosexual... Tus padres no te entienden, tu pareja no te entiende, todo lo de tu al rededor no te entiende y ni siquiera, a veces, tú mismo te entiendes porque ya bajo tantas presiones no sabes ni lo que quieres, no sabes ni lo que quieres ser, ni lo que quieres soñar, ni nada. Aprendí tantas cosas... A vivir sin límite, a vivir sin que nadie te diga lo que tienes que hacer, a respetar a la gente que te respeta, a pasar de las críticas y a aguantar a la gente que se merece una buena ostia bien dada, a querer con todo el alma, a hacer lo que en cada momento deseo, a luchar por mis sueños, a compartir mis días, a sentir que puedo ser cada vez mejor, a sonreír al verte, a suspirar al discutir, a sentarme en un banco con mi mp3 y darle al coco. Qué angustia en aquellos días que te levantas de mal humor y sin saber qué hacer, tú no quieres ser borde pero todo lo que te digan te afecta. Normalmente esos días acaban mal. Luego existen los días que no te importa nada lo mal que vayan las cosas porque seguirás sonriendo como el que más. Esos días son bonitos. Existen también los días de aburridos inviernos en tu casa, pensando en si debes estudiar o hacer algo de provecho, o simplemente conectarte al ordenador ha hacer el payaso. Los de verano son los mejores porque todas las sensaciones del año se juntan alegría, tristeza, éxtasis, libertad, aburrimiento, marcha, locura, depresión, ganas y más ganas, el hecharte de menos.  Buf, no sé ni lo que me espera, ni lo que habrá dentro de dos horas, no sé absolutamente nada... Me gustaría poder escaparme de este país y desconectar de esta rutina diaria, ir a tu casa a buscarte sin pensar nada y solamente decirte, 'haz la maleta y baja'. Luego mandar un mensaje para decir, tranquilos que estamos bien, y ninguna explicación más porque... ¿por qué tengo yo que dar explicaciones a nadie? Si no le gusta a la gente lo que ve de mi que se eche ácido sulfúrico en la cara y así no verá más lo que no le gusta. Compadezco de verdad a la gente que le ha tocado aguantar todas y cada una de mis formas de ser en cada momento, aunque todos aguantamos lo nuestro, que cuando ves a una persona ni te imaginas la vida que puede haber detrás de una sola persona, como para conocer la de los millones que hay en el mundo... Que vida mas injusta, aquí quien tiene mucho el de su lado no tiene nada, que aquí te enamoras y te arrancan el amor a mordiscos, que te matan y no puedes hacer nada, que te atacan y tienes que aguantar una tras otra, viendo como cada día te hacen daño, pero bueno. No me puedo quejar, pero no sé cuánto durará mi vida así. Llegan años malos, en los que me tengo
que ir a buscar mi propio camino, en el que el destino me evaluará cada paso que vaya dando. Tengo miedo, sí, para qué negarlo, separarme de la gente que quiero, de mi gente de toda la vida para formar la mía propia siempre es duro pero estamos programados para eso. Y a pesar del respeto que le tengo al futuro, sé que estará bien si hago lo que yo quiera, lo sé.

07 junio 2011

Copas de depresión

Hoy, ahora, estoy de camino a casa y pienso. Sí, me van a echar una bronca importante por llegar dos horas tarde. Pero francamente ahora me da igual eso, estoy muy ocupada aguantándome las lágrimas. Ni me esfuerzo en correr, para qué... por lo menos aunque no tenga ganas ni de andar sigo y con un poco de tiempo llego a casa. Me acomodo, me siento (....) silencio. Empieza lo bueno. Antes de nada les doy la razón y les dejo continuar. Siempre es igual, siempre oigo lo mismo. Cuando por fin vuelve a ver el silencio que me inundó cuando mi tristeza quería salir por mis ojos me encuentro en el baño, mirándome al espejo, sintiendo que el mundo se ha acabado. Quizá la vida va por fases, y yo tengo muchas fases en un mismo día, a veces, quizás demasiadas. Me echo un vaso de whisky, no sé para qué pero me apetecía apreciar su sabor, y me lo bebo, a decir verdad era un vaso pequeñito. Me quedo observando pensando en el último encuentro de nuestras manos y no aparto la vista hasta que los hielos se han derretido completamente. Doy un puñetazo en la mesa y pienso: 'coño ¡qué harta estoy de todo!', pero de poco sirve. Quisiera poder cogerme un vuelo a otro país y no pensar en nadie, pero la jodida edad me cerraría casi todas las puertas. Quiero independizarme hasta de mi sombra. Necesito hacerlo, la soledad es a veces lo que necesitas para relajarte, para pensar con claridad. Aunque me harte todo lo de mi alrededor sigo hablándote, demostrándote desde el minuto uno que te necesito, que te quiero, que me hacen falta tus abrazos y escuchar tus suspiros.

06 junio 2011

Y de repente sabes que las cosas van a cambiar

Las mejores cosas en la vida son las que se hacen sin pensar, las que crees que son lo mejor en ese momento, y sólo en ese, carpe diem me decían... Lo malo es que eso de pensar... me gusta demasiado, pero bueno, todo lo que se hace con el corazón, se hace bien, y yo tu amor, lo hice con el corazón, con el mío.

05 junio 2011

¿Para qué soñar? si vivo en un sueño.

Todo es tan bonito la primera vez que se vive... Siempre se recuerda dónde fue, cómo, con quién y cuándo. Esa vez que te besó por primera vez, esa vez que te cogió de las manos por primera vez, esa vez que te regaló algo por primera vez, esa vez que pasastéis una fecha importante juntos por primera vez... Son tantas cosas, tantas sensaciones mixtas que recorren el cuerpo humano en esos momentos, que verdaderamente asusta. ¿Es magia? Nadie sabe lo que es, ni cómo el destino elige con quién vivir esos momentos que una vez vividos, jamás volverán, echarás la vista atrás y los recordaras... Recuerdos que pareceran cercanos y cálidos como cuando se vivieron... ¿Es que nadie se ha preguntado esto nunca? ¿Cómo elige el destino quién será la persona que te marque para siempre? Y elige una persona que jamás habías visto antes, que un día te encuentras con ella la conoces y adiós muy buenas, y ni siquiera te planteas el que esa persona pueda ser la más especial para siempre, sin embargo, un día cualquiera surge, y ese día se queda clavado en el tiempo, como una fotografía. Piensas en por qué no te habías dado cuenta antes de la perfección de esa persona. Si se reflexiona sobre todo esto es algo curioso, nada ni nadie sabe cómo ocurrió, pasó o surgió pero a pesar de todo, lo único que te importa es no perderla y que estamos en el presente y aquí todo se sabe y todo es de color de rosa.